viernes, 19 de mayo de 2017

La mordida de Dios






   Querid@s lectores/as:  Este viernes  -tras mi busca y captura de libros cubanos-  les traigo un ejemplar decididamente duro y desgarrador, no apto para espíritus delicados. En él se cuentan las vicisitudes de los presos sometidos a largas condenas en las cárceles cubanas. A pesar de lo desagradable del tema se trata de una narración muy bien elaborada, que llama a ser leída de un tirón. Así que ya les voy preparando otro libro para mañana...  Mientras tanto, ya saben:  ¡¡Pasen y lean!!

LA MORDIDA DE DIOS
-Sodomía en las cárceles cubanas-
Amador Hernández Hernández

Alexandria Library
Publishing House
Miami, 2015
www.alexlib.com
ISBN: 978-1511949750
135 páginas.


-De la contracubierta del libro-

Con lenguaje duro y conciso, el autor arma el testimonio de un hombre que muy joven fue condenado a nueve meses de cárcel por agredir a un policía que abusaba de su hermano. Pronto su madre se cansó de visitarlo y quedó solo. Allí fue violado por tres reclusos. En aquel ambiente brutal, el sexo entre hombres era el centro alrededor del cual giraba la existencia. La diferencia estaba en quién poseía y quién se dejaba poseer. Algunos se suicidaban para no soportar el escarnio. Otros se sometían. Pero él, como los bravos, decidió vengarse y mató a uno de sus violadores. Cualquier acción contra él, aun intrascendente, era lavada con sangre bajo el principio de ojo por ojo. Era la forma de sobrevivir. La sangre lo ponía a vivir en el cielo.
Así fue sumando muertes y años a su condena y extensos periodos en celdas de aislamiento sometido a castigos extremos. Su destino, si no ocurría un milagro, era terminar sus días en la cárcel.

Por estas páginas desfila también una multitud de personajes de la fauna carcelaria que tratan de sobrevivir en ese mundo sórdido, violento, donde cualquier vestigio de humanidad queda excluido.
________________________________________________

Ser bueno es el único modo de ser dichoso.
Ser culto es el único modo de ser libre.

       José Martí
_________________________________________________
_________________________________________________


No hay comentarios: