jueves, 30 de diciembre de 2010


Estados Unidos crea un sello de correo con la imagen de Celia Cruz

| Madrid
| 30-12-2010

El Servicio Postal de Estados Unidos ha creado una estampilla de correo con la imagen de Celia Cruz, que saldrá a la venta en 2011.

El sello de la Reina de la Salsa forma parte el programa de estampillas conmemorativas del Servicio Postal, informó la entidad estadounidense en un comunicado.

Entre los homenajeados están otras leyendas de la música latina como Selena, Carlos Gardel, Carmen Miranda y Tito Puente. Asimismo, el ex presidente estadounidense Ronald Reagan, el escritor Mark Twain, los actores Gregory Peck y Helen Hayes.

A ver si algún día Cuba los imita, en este homenaje filatélico... ¡¡¡antes de que pasen otros 50 años!!!

miércoles, 29 de diciembre de 2010


Querid@s lectores/as:

Una buen noticia poco antes de terminar el año. > He esrado buceando por la Red -¡com siempre!- en busca de 'libros cubanos', y para mi agradable sorpresa he encontado el de esta autora; quisiera compartir con uds. este feliz hallazgo.

¡¡Pasen y lean!!

Hace un tiempo me puse en contacto con la editorial Aduana Vieja para proponerles un proyecto de edición: un libro sobre la blogosfera cubana. Su director, Fabio, me contestó rápidamente: “¡Hecho! Ponte a ello”. Este libro que hoy ve la luz es en cierto modo hijo del idealismo que comparto con otros bloggers. Fruto de él, la idea que concebí para este libro era realizar un compendio de ensayos académicos, testimonios inéditos de los mismos bloggers y toda esa retahíla de textos disímiles en cuanto a género (posts), que pueblan la blogosfera. No contenta con una recopilación tan heterogénea, me propuse además reunir a bloggers que escriben desde dentro y fuera de la Isla y dejar espacio para diferentes enfoques políticos. Quería un libro por el que el oxígeno corriera libremente, en el que el lector pudiera pasar página y sentirse parte del proyecto.

Buena Vista Social blog nace, por un lado, para cumplir con el objetivo de insertar a la blogosfera cubana dentro del canon de los estudios de comunicación, pero su publicación significa aún algo más: esta colección refleja la estructura sobre la que se asientan las redes de contactos, la voluntad de conciliación, la invitación al diálogo, las desavenencias y los encontronazos, los acordes y desacuerdos, es decir, el armazón de la sociedad civil cubana.

Ello es precisamente lo que el lector encontrará en las páginas que siguen: un conglomerado de experiencias de lectores, escritores y analistas de los blogs cubanos que abandonan por un momento el estado fragmentario de la blogosfera y la convierten en una existencia única y cerrada.

Entre sus autores se encuentran Yoani Sánchez, Rafa Rubio, José Luis Orihuela, Aguaya Berlín, Claudia Cadelo, Ted Henken, Emilio Ichikawa, Anidelys Rodríguez, Isbel Alba, Miriam Celaya… un total de veinticinco escritores que con su pluma han creado una isla virtual que trasciende cualquier tipo de fronteras.

Mis agradecimientos a todos los autores, a David de Ugarte por su excelente prefacio y la Editorial Aduana Vieja por hacer este proyecto posible.

Pedidos y más información en Buena Vista Social Blog.

martes, 28 de diciembre de 2010

Habanera. A portrait of a cuban family

Teresa Dovalpage. Habanera, a Portrait of a Cuban family.
Mountain View, California. Floricanto Press. 2010.

'Buceando' por la Red en busca de noticias literarias, he visitado el blog de "Gaspar el lugareño" y me he traído la referencia de este libro de mi amiga Teresa Dovalpage, publicado en inglés.
¡Ay! ¡¡Que ganas tengo de que pronto pudiese publicarse su traducción al español!!

Chapter 2

We lived in a quiet suburb called Lawton. Every evening Muñeca and I sat on the front porch when the first fireflies appeared and the flowers of the night-blooming jasmine opened their petals. Their scent mixed with the smell of the rosemary, basil and cilantro plants that grew in the backyard. My grandma rocked back and forth and sang old songs of love. Her favorite was Se fue by Ernesto Lecuona,

Se fue para no volver,
Se fue sin decirme adiós.
Muy lejos de mí se fue
Matando mi ensueño de amor.
(He left, never to return,
He left, without saying goodbye.
He left, faraway from me,
Killing my dream of love.)
Would we also have to leave, never to return?

I had finally understood what la renuncia and the emigration forms were all about, and I didn’t like it. The idea of leaving Cuba and our old, but ample and fresh house, frightened me. I had just started school and teachers told us every day that we lived in the best country in the whole world, a lucky island where the government guaranteed freedom, health and education to everyone.

La Yuma, on the other hand, was an evil empire full of criminals who killed each other in their crowded streets. In Miami people were crammed into tiny apartments, worked ten hours a day and never saw a ray of sum. “Americans are racist,” said Maestra Mercedes, my first grade teacher. “They hate Latinos and do not allow them to eat in the same restaurants as Gringos. The Cubans who go to La Yuma become second-class citizens.”

“Why can’t we just stay?” I asked Muñeca after she and Ponciano had discussed the issue for the umpteenth time.

“Because I’m tired of living under Castro’s thumb,” she answered.

Every morning at school we repeated, “Comandante en Jefe, ordene!” and sang revolutionary hymns that praised Fidel and his comrades.

“But he’s our leader, grandma. Isn’t he—like—the best?”

“Of course not! He is a dictator! He keeps an eye on everybody, knows even what one whispers in private and has taken over the country.”

“Our house too? And the mausoleum?”

“Don’t ask so many questions, niña. Politics isn’t for kids. And don’t mind what your teachers say. We are going to Miami, hear?”

I got so panicky about the intended trip that I vomited on the spot. Gua! Forgetting her La Yuma dreams, Muñeca gave me a glass of water and hurried to prepare chamomile tea.

The acid taste of vomit was as familiar to me as my own skinny self. Because of my “nervous stomach,” as my grandma called it, I constantly threw up after meals. Sometimes I was able to hold it if I went to bed and lay down for ten minutes. But most days I didn’t even have time to leave the dining room and guaed there. No wonder I didn’t like to eat. What for, if everything was going to come back up in the end?

My lack of appetite was a source of mortification for everybody in the family, particularly Muñeca. She took it as a personal insult because she was the cook, and considered herself a good one. One evening at dinnertime she looked at my untouched dish and shook her head.

“If you don’t make an effort to eat, you are going to die,” she said. “You’ll get thinner and thinner until you turn into a spirit. Just like that, paf! And then…no more Longina!”

“Do spirits need to eat?” I asked, tongue-in-cheek.

“No. They can’t eat, play with their buddies or watch television.”

“I want to be a spirit, then. Like Doña Lola.”

“I’ve asked you not to talk about her.”


“Ay, not again! Why are you puking when you haven’t even had a bite yet?”

My grandma ended up eating all the papitas fritas she had cooked for me, soaked in mayonnaise. I couldn’t stand those French fries. Even their smell made me feel nauseated.

Other times she made somber remarks about my future, “You’ll never be ‘developed,’ I’m afraid.” (“To develop,” in Muñeca’s vocabulary, was to blossom into a young woman.) You won’t be able to find a boyfriend and you’ll become a spinster, lonely and sour.”

“Developed” women like herself had big breasts and well-cushioned asses. Ma mère, however, was slender and had a modest butt. I took comfort in the fact that she had married Papucho, a handsome man, despite her obvious “underdevelopment.” There was still hope for me.

Doctors couldn’t find anything wrong with me. They concluded that the vomiting fits were caused by anxiety. Now, the idea of leaving Cuba for a place where we were not welcome made my stomach more nervous than ever before.

* * *

Papucho stayed in line for three days in front of the emigration building, waiting to get the forms. Despite her initial enthusiasm, Muñeca began to lose hope. “That good-for-nothing drunk will come back empty-handed,” she said to Ma mère. “I should have gone myself.”

It was the first time that Papucho’s alcoholism was mentioned around me. I had noticed that he often acted funny. He confused or slurred words, forgot to turn off the oven, walked unsteadily... Some mornings he got up late, said he had a headache and didn’t go to work. I knew that Muñeca and Ponciano didn’t like him too well. But did that mean that he was un borracho, a drunk?

My invisible companion and I discussed the “good-for-nothing drunk” comment at length. I said it was one of Muñeca’s exaggerated claims. But la otra maintained that my grandma was right. “We’ll starve to death in La Yuma if we depend only on Papucho,” she said.

“You are just like Ponciano,” I answered. “A crepehanger!”

At last Papucho came home, grinning proudly. He was not empty-handed. His white teeth sparkled when he handed my grandma the emigration forms. “We have one foot in Miami now!”

Muñeca kissed him. “But you have to stop drinking when we get to el Norte,” she warned him. “Ponciano is getting old so you’ll become the man of the house.”

“No problem,” my father answered with a reassuring smile. “I’ll take care of the family. Stonemasons make a lot of money in La Yuma. And I’ll stop drinking today. I won’t touch another drop of alcohol, I swear.”

They hugged each other.

“I’m sorry I’ve given you such a hard time all these years, Papucho,” Muñeca sniffled. “You are a good man.”

“Not really. I haven’t been a jewel, you know? But it’s time for me to shape up. And I will.”

Ma mère joined the embrace, also crying. It was a highly emotional scene that Ponciano watched, with a malevolent grin, from his urine-smelling room.
[Tomado del blog "Gaspar el lugareño"] ¡Gracias!

domingo, 26 de diciembre de 2010


Queridos amigos,

Acaba de publicarse Una Escalera al Cielo, del Dr. Manuel Villaverde, quien en esta incursión literaria agrega una serie de vivencias personales al vasto arsenal de denuncias sobre la tragedia cubana. Una exposición original que merece ser conocida.

Puede adquirirlo en www.alexlib.com/escalera

Apenas siete años después de haber llegado a los Estados Unidos, después de más de 25 años de su vida tratando de romper todo vínculo con la Cuba de la tiranía actual, el Dr. Manuel Villaverde ha logrado no sólo revalidar su título y empezar a trabajar en su carrera de Medicina, sino que encontró el tiempo necesario para escribir un libro con relatos reales propios y de amigos y conocidos.

Fue principalmente la experiencia del Servicio Militar Obligatorio y la consecuente deserción de un grupo de amigos hacia el exilio, para tratar de abrirse paso a una nueva vida…, en el año 1989, la fuente de las historias que componen este libro.

Fragmento del Capítulo Despedida de Fuego
Un sordo y único martillazo resonó en medio de la oscuridad y el silencio seguido de un susurrado silbido que terminó en un quebrar de madera. Nos preguntamos en silencio, qué podía ser. Otro martillazo similar nos dio la respuesta, nos disparaban. No nos percatábamos de dónde venían los tiros, salté fuera del bote. Mario disparó una ráfaga que provocó la respuesta de quienes nos disparaban. Iván me había seguido dentro del agua, El Loco se había tendido en el fondo del bote súbitamente y no se movía. Mario volvió a disparar, ya habíamos localizado los tiros, venían de la misma orilla por la que navegábamos, traté de internarme en los arbustos, tratando de sacar los pies, del pastoso fango que parecía abrazarlos y llevárselos al centro de la tierra. A lo mejor en otra situación esa húmeda y tierna caricia del fanguero, hubiese sido algo agradable, ahora era un abrazo mortífero mientras trataba de tomar una posición dejando al azar el salir ileso. Me tiré de espaldas en el mismo fanguero, Iván ya se había escondido tras unos pedazos de metal y una rueda de camión vieja, a los que les crecían yerbas. Disparé a ciegas, Mario había encendido el motor pero no veía a nadie en el bote, una ráfaga vino de la orilla opuesta a levantar agua y fango a escasos centímetros de mí. La luz me permitió dirigir mi disparo, me moví inmediatamente hacia un lado. En la concavidad que mi cuerpo había dejado en el fango, se alojaron dos disparos, Iván se irguió llevándose la culata desplegada al hombro y apuntando como si estuviese en un tranquilo campo de tiro, disparó un rafagazo que se perdió entre las plantas de la orilla contraria..., silencio...

—Lo jodí. Susurró Iván como hablando consigo mismo.

Mario salió se irguió, estaba hundido en el lado de estribor del bote. Nos llamó.

—¡Denle cojones!, ¡Jodieron al Loco!

Fue como un botón que me desconectó de mi cuerpo, quería avanzar, decir algo, pero no podía.

—¡Apúrense! Gritó Mario sacando por la borda al Loco.

Iván me agarró por el brazo, volvió a mover el interruptor ha cia el lado de encendido.

—¡De pinga mi socio! No quería que pasara nada, el pescador maricón nos echó pa’lante. Le dije.

—Seguro, pero aquí todos sabíamos a lo que veníamos. Vamos.

Nos movimos hacia el bote tan rápido como pudimos, subimos. Mario aceleró hacia la desembocadura, la velocidad de la embarcación era poca y nos parecía todavía más lenta. No podíamos seguir con nuestro plan, la “Grifin”, como se conocía popularmente la lancha de guarda fronteras, vendría en nuestra búsqueda. Mario seguía adentrándose en el mar, ya habíamos pasado la desemboca dura y en la Marina Hemingway la música seguía ininterrumpida, como si no hubiesen muerto tres hombres.

viernes, 24 de diciembre de 2010


Ya lo estoy leyendo ¡¡y disfrutando!! en estos momentos.

...sólo sufro porque se me va a terminar y me quedaré con ganas de leer más y más.

*Nota a la conclusión del libro:

He estado disfrutando de los paseos "porteños" de nuestro amigo Capablanca, he degustado sus mismos menús; he celebrado su encuentro con Carlos Gardel y otros "maestros tanguistas". He gozado con las audiciones de los distintos tangos y milongas que destilan sus notas por la novela.
Me han asombrado de sus citas con las mujeres... ¡¡cubano al fin!! -y he llegado a pensar y preocuparme por que esos deliciosos lances amorosos no hubiesen venido a perturbar su concentración y su buen hacer ajedrecistico.
He compartido, por fin, su angustia vital por cuanto venía perfilándose su fracaso en el horizonte del tablero. Mas la vida es asi; no siempre se puede ganar.

Los que con toda seguridad siempre salimos ganando la partida somo los lectores de Antonio Álvarez Gil; sin quedarnos nunca en 'tablas' y con el triunfo literario de haber podido disfrutar a fondo de su obra.
Como siempre me he quedado com muchas ganas de leer más y más. Siendo así que concluiré esta carta con una pregunta que dejo en el aire:

¡¿Para cuando el próximo libro, maestro?!


El nido de las auras

Querid@s lectores/as, hacía días que no salía a practicar mi deporte favorito de los viernes tarde: 'la busca y captura de libros cubanos'; o mejor dicho, si salía a la busqueda pero no conseguía ningún fruto por falta de existencias. (No se que les pasa a las editoriales españolas, con tantos y tan buenos libros cubanos que todavía quedan por publicar).
Afortunadamente acabo de encontrar una novela, de autor español, que versando sobre Cuba pinta ser muy interesante.
De todas formas hoy puedo darme por satisfecho, pues tengo la certidumbre de que he cazado una buena pieza.
Aquí lo tienen... ¡¡pasen y lean!!

Manuel García de Frutos

Editorial Delsan-Novela
Zaragoza, España. 2010
317 páginas.

Una gran expolsión en el corazón de La Habana paraliza toda la Isla y el pueblo cubano se enfrenta, desconcertado, al rumor sobre la supuesta muerte de los hermanos Castro, Fidel y Raúl, víctimas del atentado. Se decreta el secreto de Estado y los carros de combate toman las calles de las principales ciudades.

Nuestros protagonistas, de distintas edades, sexo y extracción social, viven el miedo al futuro más inmediato; la incertidumbre del día después; la pugna entre la transición pacífica y el enfrentamiento armado. Al mismo tiempo recomponen en sus vivencias los pedazos rotos de cincuenta años de fracasada Revolución, por la que lucharon o en la que nacieron; en la que creyeron o a la que odiaron, mientras construían sus historias de amor y desamor; alegrías y tristezas, siempre bajo el peso agobiante de la falta de libertad.

De forma paralela a las tensiones del pueblo, el vacío de poder agita las etrañas del Régimen, donde los militares de mayor rango se enzarzan en una soterrada lucha por la sucesión de los dictadores, en la que se alternan intrigas, complots y asesinatos, enm escenarios tan dispares como La Habana, Camagüey, Miami y Las Vegas o Madrid y Zaragoza.



Ser culto es el único modo de ser libre.
Ser bueno es el único modo de ser dichoso.
J. Martí

miércoles, 22 de diciembre de 2010


Chico & Rita

Querid@s lectores/as: Mientras espero (¡ansiosamente!) que se publique esta encantadora película en DVD para incorporala a mi "Filmoteca cubana"... acabo de conseguir este delicioso libro. Ideal para disfrutar en estas fiestas.

"La novela gráfica"
Javier Mariscal / Fernando Trueba

La novela gráfica Chico & Rita en las librerías españolas
02/12/2010El amor es una canción que nunca se olvida

Desde hoy ya podéis comprar en las liberías españolas la novela gráfica Chico & Rita, de Javier Mariscal y Fernando Trueba.
Está publicada por Sins entido, una editorial madrileña que apuesta por autores con un mundo personal que compartir, narradores, contadores de historias, y que tiene un espléndido catálogo de novela gráfica.

En este tebeo, Javier pone los dibujos y Fernando, las palabras. Entre ambos van narrando un mundo apasionado y apasionante donde el amor y las traiciones suceden en el preciso momento en que el jazz latino se está gestando en los escenarios musicales de Cuba y Nueva York.

Cuesta 22€, lo que no es tanto para un libro tan hermoso, de 210 páginas, tapa dura y un buen papel. Próximament se publicará en inglés, francés y flamenco.

Ser culto es el único modo de ser libre.
Ser bueno es el único modo de ser dichoso.
J. Martí


La Habana de Lezama Lima

Querid@s lectores y amantes de la Cultura cubana:

Para celebrar el centenario del Maestro, acabo de incorporar a mi biblioteca este libro -largamente esperado y afortunadamente reeditado- Disfruténlo.
¡¡Pasen y lean!!

JLL interpreta su ciudad
José Lezama Lima

Editorial Verbum
Madrid, España.
Primera edición: 1991
Segunda edición, revisada y ampliada: 2009
Ref. ISBN: 477-4
216 páginas.

“Quien no vea la Cuba profunda, la Cuba real y verdadera
que hay en la obra de Lezama, tendrá suficiente,
me parece, con la lectura de estas páginas sobre el ser
y el existir de La Habana.”

Gastón Baquero

“Estas páginas de Lezama Lima corroboran magníficamente
cómo el reino de su poesía, de las eras imaginarias y de la
posibilidad infinita, caminaron siempre y firmes, sin utopías
evasivas o ingenuas, de la mano de José Martí,
por la realidad cubana. Tras cotejar, ordenar, analizar y
comentar estos artículos, puede ofrecerse un balance donde
la invitación a leer La Habana es gratitud y desafío.”

José Prats Sariol

José Lezama Lima (La Habana 1910-1976) es universalmente
conocido por su obra poética, magisterio que se extiende
a la narración y el ensayo. Su novela Paradiso (1966) es
referencia obligada de la literatura del siglo XX en lengua española.
Como Dublín para Joyce, Buenos Aires para Marechal
y Montevideo para Benedetti, La Habana –“esta ciudad
se va desarrollando en el oleaje de sus inmensas y orgullosas
súmulas– es para Lezama Lima el eje orbital de sus sueños y
sus pesadillas.

Ser culto es el único modo de ser libre.
Ser bueno es el único modo de ser dichoso.
J. Martí

martes, 21 de diciembre de 2010


Querid@s lectores/as y visitantes de mi 'Biblioteca cubana':

¡¡Por fin!! ¡¡Aleluya!! ¡¡Ya era hora!!
Tras una angustiosa, inexplicable y desesperante espera; acaba de aparecer en mi ciudad "PERDIDO EN BUENOS AIRES", la más reciente obra premiada de Antonio Álvarez Gil.
Quisiera "reñir" a la editorial, pues considero que la obra en conjunto de este brillante escritor cubano merece una mejor atención por parte de las editoriales y/o distribuidoras.
Pero no es tiempo de contiendas sino más bien de 'tregua navideña' y por tanto quisiera compartir con uds. la felicidad de este hallazgo; de lo que será -con toda seguridad- uno de mis MEJORES libros del año.


A tod@s l@s lectores/as, visitantes de mi biblioteca, estudios@s y amantes de la Cultura cubana:

Mis mejores deseos de paz, amor y felicidad en estas fiestas navideñas y un nuevo año lleno de libros.


domingo, 19 de diciembre de 2010



El profesor Maximino Cacheiro dirigió los trabajos ahora publicados por Editorial Hispánica

Jorge Lamas
Vigo / La Voz.
Fecha de publicación:

Coincidiendo con el centenario del nacimiento de José Lezama Lima, el profesor de Literatura en el departamento de Lengua Española de la Universidad de Vigo, Maximino Cacheiro, ha publicado varios trabajos centrados en la novela Paradiso , obra cumbre del escritor cubano.

El título del último ensayo es El sentido irisado. Leyendo a «Paradiso» de Lezama Lima , un trabajo dirigido por Cacheiro Varelason en el que han participado varios alumnos del seminario dedicado al escritor americano. «Los alumnos han realizado un gran trabajo a través de cuatro artículos: El folclore en «Paradiso»; El sentido de los sentidos en José Cemí . EEUU en «Paradiso» . Una tipología de las sexualidades en Lezama Lima », explica el profesor. El libro se completa con el estudio El fulgor del fetiche, una reminiscencia de La Cantidad Hechizada lezamiana: Poemas de Maximino Cacheiro y el imaginario poético de Lezama Lima , realizado por Marie-Christine Seguin.

«Por mi parte, he hecho varios artículos sobre Lezama y he intentado hacer un estudio hermenéutico del fetiche lezamiano en Paradiso , una lectura poética de la hermenéutica lezamiana a partir de los objetos fetiche en Paradiso », explica.
El libro ha sido publicado por la editorial on line Hispánica, que tiene sede en Vigo y la dirige Jesús G. Maestro, profesor de Teoría de la Literatura en Vigo. Esta editorial es toda una referencia en la publicación de estudios sobre literatura, con más de doscientos libros distribuidos internacionalmente.

Libros de referencia

Maximino Cacheiro es toda una referencia mundial en el estudio de la obra lezamiana. Este mismo año, desde el seminario que dirige, ha publicado con un grupo de alumnos de investigación un diccionario de símbolos y personajes en Paradiso y Oppiano Licario . «Probablemente sea el estudio más completo que se ha hecho sobre la novela Paradiso y la prueba es que se utiliza como obra de referencia en cualquier estudio realizado en las universidades norteamericanas», afirma. La producción de este seminario se completa con un diccionario del imaginario conceptual lezamiano.

sábado, 18 de diciembre de 2010

17 de Diciembre - San Lázaro

17 de Diciembre - Día de San Lázaro - Cuba


Glorioso Patrón de los Pobres, que en tantos tormentos me veo,
con solo llamando tu espíritu me des lo que yo deseo,
y que encuentre que mis males sean remediados con solo decir esta oración:

En el Nombre de San Lázaro, que los buenos espíritus que me ayuden y que vengan en mi auxilio,
cuando yo padezca de algún mal o este en algún peligro que me los detengas,
y que a mi no lleguen, y que esto me sirva de una prueba de vuestra protección para mi y haced,
San Lázaro que tu espíritu sea mi fe y todo el que a mi lado estuviere, y que en ti, patrón,
encuentre la fuerza que necesita mi materia para poder llevar estas pruebas de este planeta en
que habitamos y de este camino que hay que pasar, mandado por Dios, nuestro Padre,
pues en ti pongo mi fe para que me salves de esta y me des consuelo a mis grandes males y que por tu valor
tenga otro porvenir mejor a este que tengo, y que en el nombre de San Lázaro lo espíritus malos se alejen de mi para siempre con solo decir esta oracion;
San Lázaro conmigo y yo con el; el delante, yo detrás de el, para que todos mis males los haga desaparecer,
la Gloria de todos. Amen.

El que esta oración tuviere, todos sus atrasos perdiere,
y a los veinte días vendrá el patrón en sueños a indicarle en lo que ha de tener su suerte.
Si fe tuviere en el, se salvara también.

Ser culto es el único modo de ser libre.
Ser bueno es el único modo de ser dichoso.
J. Martí

jueves, 16 de diciembre de 2010

"Saludos a Chiang Kai-Shek"

Querid@s lectores: Me complace compartir con uds. este delicioso relato [Tomado de "Diario de Cuba"] de Paquito D'Rivera, que además de ser uno de los mejores saxofonistas del mundo mudial, es un brillante escritor:

¡¡Pasen y lean!!

Paquito D'Rivera
| Nueva Jersey

Juana Bacallao, Che Guevara y una delegación gubernamental china coinciden en el Salón Rojo del Capri y en la memoria de Paquito D'Rivera.

"Leer demasiados libros es peligroso."

Mao Tse Tung

"Mi vida fue bastante dura. Cuando los padres de uno mueren ya se acaba todo. Entonces pude colocarme y tuve suerte en aquella época tan dura, tan racial, de trabajar. Y doy gracias a la Revolución que me ha reconocido mi presente y mi pasado. El néctar de la vida de Juana es muy grande. La vida es un columpio y nadie sabe lo que es apreciar, sin alarde, porque ustedes me conocen, que nunca le aguanto una a nadie. He luchado y sigo luchando, guapeando. Y el mundo contra mí y yo contra el mundo. Una vez estaba limpiando la escalera en Laguna y Perseverancia y pasa Obdulio Morales y me oye cantar. Porque una circunstancia de la vida tan grande —¡nadie sabe qué es la carrera esta!— monta Obdulio Milagro de Ochún en el teatro Martí y le digo: 'No Obdulio eso no me gusta', y ya tu ves, que ahí fue donde se escuchó por primera vez Yo soy Juana Bacallao… Ná, que mi vida es un libreto terrible".

Aunque ustedes crean que el monólogo anterior es sacado de una película de Cantinflas, en realidad son palabras de Juana Bacallao, uno de los personajes más carismáticos, originales e incomprendidos (valga la redundancia) del folklore habanero de todos los tiempos.

Cuando el famoso actor español Paco Rabal vino a Cuba, quiso conocer a la comediante de quien tanto había oído hablar en su tierra. Juana se enteró de que “el gallego” la andaba buscando, así que se echó encima toda la ropa de brillo que tenía en su ropero, y cuando lo encontró, obviamente confundiéndole con Paco Rabanne, lo primero que le dijo fue: "me encantan esos perfumes que usted fabrica".

Las anécdotas que de Juana describen sus propios compañeros de trabajo, son innumerables e increíbles; como aquella que nos cuenta Ricardo Fernández, exbaterista de la orquesta del bellísimo cabaret Bahía, que tenía una hermosa vista de la ciudad de Matanzas.

"En el año de 1965, se encontraba en pleno apogeo el cabaret Bahía, de Peñas Altas, Matanzas, en el cual presentaban un show de viernes, sábado y domingo con artistas diferentes cada semana. La orquesta acompañante la dirigía Reynaldo Terrier, y en ella tocaban los músicos que serían con el tiempo los mejores de la provincia, tales como: Lázaro Junco, director después del conjunto Yaguarimú, el trombonista Bruno Villalonga, el trompetista Sergio Pichardo y su padre del mismo nombre al bajo.

Una semana de esas, llegó Juana Bacallao, que había venido otras veces antes, y ya sabíamos que como siempre nos divertiríamos con ella.

Hicimos el ensayo por la tarde. Por gusto, pues más tarde ella en la función hacía siempre lo que le daba la gana, que no tenía nada que ver con lo que se ensayaba. A mitad del show del sábado, sale a escena Juana y todo va bien hasta el tercer o cuarto número, en que comenzamos a tocarle un bembé en seis por ocho. Entonces la mujer empieza a hacer unos gestos rarísimos, a tirarse contra el suelo; tosía, maldecía y daba unos gritos horripilantes, como una loca. Después, en el suelo le dieron una convulsiones y temblaba violentamente.

Se encendieron las luces del cabaret y algunos del público se subieron al escenario para auxiliarla. La orquesta, por supuesto paró, la cargamos entre tres o cuatro y la llevamos al camerino temblando y diciendo disparates con los ojos en blanco. Había un médico en la sala que la atendió, le daba en la cara, le tiramos agua a ver si reaccionaba. La peluca platinada se desprendió del cráneo. Nosotros asustadísimos.

El administrador del cabaret quería llamar a la ambulancia. Todo parado y gran parte del público asomado por la entrada del camerino. Nada. El médico recomendó abrirle un espacio a su alrededor para que se ventilara. Así, echada en el piso, estuvo durante varios minutos con los ojos cerrados. Todos esperábamos lo peor, cuando la maldita mujer abre un solo ojo, abre el otro, se pone de pie y con los brazos extendidos a la Marilyn Monroe dice: —Señores, ¿qué les parece, cómo me ha quedado el numerito?— y arrancó a reír a carcajadas la muy bandida.

Queríamos ahorcarla de un árbol del patio, pero como era Juana, todos le reímos la gracia y continuó el show del Bahía".

Juana la Cubana, como también se le conoce en los círculos “cabaretiles” de nuestra Isla, nació con el nombre de Nerys Amelia Martínez Salazar, justo frente a la casa del prócer cubano Juan Gualberto Gómez, en la calle Lealtad 123, en el corazón de La Habana. El nombre artístico que la convirtió en una verdadera leyenda musical de Cuba salió de aquella pieza teatral de Obdulio Morales.

"Mi abuela le lavaba la ropa a la señora de Juan Gualberto. Y mi padre era un hombre luchador... Yo era chiquitica y entraba a la casa y me decían: 'Niña, respeta que ahí están los señores'. Yo era muy mala. ¡Y era fea!, pero simpática, tenía un ángel para la gente".

Y nada tan cierto. Yo mismo veía a fines de los sesentas, los pulidos coches oficiales parqueados uno tras otro en la oscura calle San Miguel, esperando por los miembros del cuerpo diplomático que abarrotaban el show de media noche que hacía Juana en Palermo, un cabarecito de segunda categoría.

"Bueno distinguido público, ahora con el perdón de ustedes, voy a cantar una canción protesta pa´ justificar los frijoles", decía La Cubana, provocando la gran carcajada general entre un público que a veces ni comprendía bien lo que aquel ser de otro mundo estaba hablando.

Y es que el detalle está, no tanto en lo que dice Juana, sino en cómo lo dice. En su natural y espontáneo sentido del timing. Cierta vez en que estaba la plana mayor del gobierno de Fidel Castro en un espectáculo musical (cosa rara), Juana se refirió a ellos como "La Mafia", y en otra ocasión anunció al temible Ramiro Valdés, ministro del interior, como "Ramirito y sus secuaces". En ambas ocasiones y en muchas más, la irreverente comediante salió airosa, ganándose la risa aprobatoria del público que la adoraba desde que salía a escena.

Después a algún "sesudo" se le ocurrió aquello de la evaluación, que consistía en darle categorías A-B-C a los artistas a través de un examen, frente a una especie de tribunal. Entre las evaluaciones más tristemente memorables estuvo la de Marta Strada, una de las artistas más temperamentales, aplaudidas y desafinadas de aquella época. Marta, a quien el tribunal evaluador concedió una humillante C, llenaba los centros nocturnos de lunes a domingos donde quiera que se presentara. Contradicciones del apasionante mundo del arte, totalmente incompatible con el marxismo cerebral y científico.

Entonces quisieron pasar también a Juana por tan absurdo proceso. ¿Pero cómo evaluar a Juana Bacallao? Juana no sabía ni papa de música, ni tenía arreglos orquestales ni nada de eso. Pero una vez más, la negra genial se apareció ante el jurado, con la ropa tiznada y, en la mano, un fragmento de partitura chamuscada: "Ustedes perdonen, señores del jurado, pero un incendio devastador acabó con mi casa, y esto es lo único que ha quedado de mi música". El cubano se burlaba de su propia tragedia, y la Bacallao era su mejor espejo.

En aquel tiempo, al Che Guevara se le había ocurrido ponerse farruco con los soviéticos y estaba como de luna de miel con los chinos, quienes nos abastecían —en cuotas bastante magras, como es de suponer— de arroz, cepillos de dientes, condones y algunas bicicletas. Como parte de aquel romance de "Ópera China", Mao mandó una delegación oficial, que por alguna extraña razón, enseguida preguntó si aún Juana Bacallao estaba en el Capri, refiriéndose seguramente a la graciosa producción Caperucita se divierte, que Juana protagonizó con tanto éxito junto a Dandy Crawford. Y a propósito del show de la Caperucita, Dandy, que hacía el Lobo Feroz, siempre se quejaba de que Juana no le prestaba ningún respeto al libreto, y como decía lo primero que le venía a la mente cada noche, a veces ni se sabía por qué parte del guión iban, confundiendo a toda la compañía.

Para hacer una historia larga corta, los "segurosos" de la policía política, azorados con lo que la impredecible artista pudiera salirse en escena, trataron de desviar la atención de los visitantes chinos hacia el Ballet Nacional, el Conjunto Folklórico, la Sinfónica, y hasta Tropicana; pero ni hablar del peluquín, los chinos querían a Juana y a Juana hubo que ir a buscar al solar donde vivía entonces, creo que en la calle Laguna, en la desvencijada Centro-Habana.

Juana con unos amigos durante una visita a Nueva York en 1988.Cuando llegaron al barrio, la mujer iba calle abajo, luciendo ese caminar tan característico que más bien parece que va arrollando tras una comparsa de carnaval. La vedette venía maquillada como para la escena, y protegía sus ojos del abrasante sol con unos enormes lentes oscuros de aro rosado y brillantitos de fantasía. Vestía falda de lamé de plata, blusa de seda azul marino con lentejuelas, blancas medias de malla, collares de cuentas multicolores haciendo juego con las grandes aretes del mismo material, peluca platinada cortada a lo "Príncipe Valiente" y zapatos de altísimos tacones del mismo tono de la peluca.

Sus manos cuidadosamente arregladas lucían varios anillos y sortijas con piedras fulgurantes. El rojísimo brillo de sus uñas influía una cierta ferocidad a su enigmática mirada, oculta tras los lentes. De su brazo derecho, desentonando con el resto del vistoso atuendo, colgaba una jaba hecha de saco de yute. Y es que, al igual que la mayoría de los demás cubanos de a pie, La Bacallao se dirigía hacia la carnicería de al doblar, a buscar el bistecito que le tocaba por la libreta aquella quincena.

Antes había pasado por la bodega de la esquina, donde firmó un par de autógrafos y había agarrado los escasos féferes que tan poco abultaban su saquito de yute.

—Juana, el show es esta noche en el Capri. Vas a tener un ensayo con la orquesta esta tarde, pero recuerda que es muy, pero que muy importante que hagas tus números, bailes, cantes y todo, pero no hables ni una sola palabra con el público, ¿entendido?, ni una sola palabra —y esas eran las instrucciones que le dio el oficial de la seguridad que vino a buscarla, y que la artista debía seguir estrictamente en su presentación frente al Ché Guevara y la delegación de la República Popular China que asistiría aquella noche al show del Capri.

Al llegar la hora de la verdad, se prendieron las luces del Salón Rojo. La orquesta tocó una rimbombante fanfarria que concluyó con un redoble de tambores africanos que hizo temblar la tierra. Tras ser presentada por una voz que surgía de la nada, Juana Bacallao salió a escena con sus enguantados brazos en alto y un enorme penacho de plumas amarillas sobre la cabeza.

Una oscura capa de seda y terciopelo cubría sus hombros, bajando como una cascada de aguas negras hasta sus pies, que calzaban los mismos brillosos zapatos altos de aquella mañana en la cola de la carne. En su mano derecha enguantada de blanco, la cantidad de anillos hacían recordar como a una versión africana y femenina de Liberace.

Una boquilla de plata y marfil sostenía un cigarrillo que esparcía su venenoso humo azuloso por todo el escenario. Un rayo de luz salió disparado desde su rutilante traje de lentejuelas color de acero y bronce, y fue a estrellarse contra la estrellita dorada sobre la frente del Ché Guevara, iluminando el rostro sombrío del guerrillero. Pero nadie notó la crónica amargura del argentino, pues los invitados, enloquecidos con aquella aparición casi sobrenatural, recibieron aplaudiendo de pie, frenéticamente, a la diva cuya fama había viajado desde el Caribe hasta el lejano mar de la China.

Guarachas, boleros, mambos y afros se sucedieron ininterrumpidamente, y ya en el último número, la capa, el vestido, la boquilla nicotínica, el penacho de plumas y hasta los zapatos de brillo habían ido desapareciendo hasta quedar reducidos a un diminuto bikini que ajustaba el sudoroso cuerpo de ébano de la dinámica vedette.

Juana se robó el show como era su costumbre. Y, en contra de su naturaleza misma, trató de cumplir las instrucciones que había recibido de no hablar ni una sola palabra. Pero después del tercer bis, aplacado el clamor del público delirante, Juana una vez más hizo de las suyas, y… habló, ¡y cómo habló, Dios mío!

—Compañeritos chinos… —comenzó a decir con su vocecita ronca y crispada. Entonces supongo que a los de la Seguridad se le encogieron los huevos; y Juana continuó:

—A mi me han pedido que no hable, pero no se preocupen, que yo me voy a portar bien, y no voy a pasarme de la raya ni mucho menos.

Los chinos atendían boquiabiertos a lo que sus traductores le susurraban al oído. El Ché Guevara, que no tenía mucho sentido del humor, miró hacia el suelo, se rascó la cabeza bajo su boina negra y hasta la estrellita dorada parecía haberse oscurecido tras una nube tormentosa. Miró muy serio al hombre ceñudo y fuerte, de pie a pocos metros de la mesa que ocupaban los más altos jerarcas. Un silencio de muerte gritaba en el vacío cuando la vedette terminó por decir:

—Solo quiero pedirles que cuando regresen a su tierra, le den un abrazo muy fuerte de mi parte al compañero Chiang Kai-shek.

El silencio poco a poco se hizo más y más profundo y lúgubre; más tarde se convirtió en un crescendo de sillas que se movían y voces que parloteaban en un lenguaje extraño y lejano. El Ché Guevara se levantó de su asiento sin siquiera mirar al otro lado de la mesa donde se encontraban los invitados. Caminó hacia el hombre fuerte y ceñudo a pocos metros de él y le gritó alguna frase muy corta que se perdió en el barullo. La comitiva salió por la puerta principal casi sin despedirse unos de otros.

La escena se fue apagando lentamente alrededor de la figura diminuta y solitaria de Juana Bacallao; y casi al mismo ritmo, el arroz, los cepillos de dientes, los condones y las bicicletas chinas fueron desapareciendo del paupérrimo mercado nacional de productos importados.

Paquito D'Rivera nació en La Habana en 1948. Además de una extensísima discografía, es autor de varios libros: Mi vida saxual (Seix Barral, Barcelona,1997), ¡Oh, La Habana! (MT Editores, Barcelona, 2004). Adiós a Chiang Kai-shek pertenece a su recién editado Ser o no ser, ¡esa es la jodienda! Paisajes y retratos (Ediciones Universal, Miami, 2010).

"Fariñas recibe el Premio Sajarov"

De entrada: ENHORABUENA a Guillermo Fariñas por este merecidísimo Premio.

De salida: Una prueba más de la "inteligencia" en asuntos exteriores del régimen cubano. Negándole la salida a Fariñas solo han conseguido que se multiplique más el eco de su voz -por todo el mundo- y sus justas demandas en reclamación del cumplimiento de los Derechos Humanos en Cuba.



Santa Clara, 14 de Diciembre del 2010

Respetado Sr Jerzy Buzek, Presidente del Parlamento Europeo. Respetados Vice-Presidentes y honorables Eurodiputados de este foro democrático y plurinacional.

Por desgracia para la tolerancia que tanta falta nos hace en este convulso planeta, no puedo estar junto a ustedes en representación del rebelde pueblo cubano y de esa parte de la ciudadanía nacional, que ya perdió el terror al gobierno totalitario que nos reprime, desde hace el vergonzoso período de 52 años y cuyo ejemplo más actual es el mártir Orlando Zapata Tamayo.

Para desventura de aquellos que nos desgobiernan en nuestra propia Patria, considero que el hecho de no poder salir y regresar voluntariamente a esta Isla que me vio nacer, es ya por sí mismo, el testimonio más fehaciente de que por infortunio nada ha cambiado en el sistema autocrático de mi país.

Dentro de las mentalidades de los gobernantes cubanos actuales, nosotros sus ciudadanos somos, lo que fueron mis ancestros secuestrados en África y traídos a la fuerza a América, en pasados siglos. Para que yo u otro ciudadano de a pie pueda viajar al extranjero, necesito de una Carta de Libertad, como antes la necesitaron los esclavos, sólo que hoy se le denomina Carta Blanca.

Mi mayor esperanza es que no se dejen engañar por los cantos de sirena de un cruel régimen de "comunismo salvaje", cuya única aspiración tras aparentar supuestos cambios económicos, es que la Unión y el Parlamento europeos levanten la posición Común y beneficiarse de los créditos e inversiones, con que se auxilian a los países del Tercer Mundo en los Acuerdos de Cotonou.

Junto a ustedes, de seguro habrán sentados ex presos políticos o de conciencia recientemente excarcelados por el "comunismo salvaje". Sería un error pensar que fueron puestos en libertad, ellos y sus familiares soportan un "destierro psicológico", pues sus seres más queridos resultaron extorsionados por el gobierno neoestalisnista cubano.

Los opositores pacíficos al interior del país que padecemos con estoicismo y racionalidad todas las dificultades materiales o espirituales, asimismo, los peligros de perder la libertad y hasta la vida, como parte que somos de la población nacional más desfavorecida. Aquí dentro, todos sufrimos, pero no nos quejamos, por eso aspiramos a contar con vuestro apoyo.

Respetados Eurodiputados, les solicito no ceder ante las pretensiones de la élite gubernamental cubana, sino se cumplen los siguientes cinco puntos:

Primero: proseguir la liberación sin destierro de todos los presos políticos y de conciencia, además de comprometerse públicamente a jamás encarcelar a opositores políticos no violentos.

Segundo: suprimir de inmediato las golpizas violentas y amenazas a los opositores pacíficos dentro del país, realizadas por los adeptos militares y paramilitares al régimen.

Tercero: anunciar que serán estudiadas y eliminadas todas las leyes cubanas que entren en contradicción con la Declaración Universal de los Derechos Humanos.

Cuarto: otorgar en la práctica diaria las facilidades, para que se creen partidos políticos opositores, medios de prensa no subordinados al sistema de "Socialismo de Estado", sindicatos independientes y cualquier otro tipo de entidades sociales pacíficas.

Quinto: aceptar públicamente que todos los cubanos residentes en la diáspora tienen el derecho a participar en la vida cultural, económica, política y social de Cuba.

En este crucial momento histórico por el que atraviesa mi Patria, ustedes, junto a todos los hombres y mujeres de buena voluntad en el mundo, deben estar atentos a las continuas explosiones sociales y protestas surgidas dentro del país. Debido a la frustración ante la prepotencia de un gobierno, que pudiera dar la orden de ultimar a mis compatriotas. Ojala, Dios no permita, que suceda una innecesaria guerra civil entre cubanos, por la ofuscación de no aceptar que el "Socialismo de Estado" como modelo político ha sido y es un fracaso en todas las zonas geográficas, donde se quiso implantar. Cuestión reconocida ante la prensa extranjera por el propio líder histórico de la mal llamada Revolución cubana.

Los ancianos gobernantes cubanos no desean entender en su cotidiano desprecio a sus gobernados, que ellos deben ser servidores públicos y todos los servidores públicos auténticos les dan las posibilidades a sus compatriotas de sustituirlos o ratificarlos. Ningún gobernante debe pretender ser servido por sus gobernados, como sí es el caso de Cuba.

Mis hermanas y hermanos de lucha e ideas prodemocráticas, tanto los que están todavía dentro de las cárceles, aquellos que aparentemente se encuentran en libertad en las calles y quienes partieron al duro exilio, proseguiremos nuestra desigual contienda no violenta versus los represores castristas y si Dios nos ayuda la ganaremos sin derramamientos de sangre.

Si algo hago en compañía de mis colegas disidentes, es desterrar de mi alma cualquier rencor contra mis adversarios políticos. Una cuestión, que nos hace seres humanos superiores para la reconstrucción de la Patria, es que en el transcurso de esta lucha he aprendido a guiarme por las palabras del primer disidente conocido, Jesucristo: "amad a vuestros enemigos".

Gracias al Parlamento Europeo, por no abandonar al pueblo cubano en este bregar de más de medio siglo hacia la democracia. El Premio Andrei Sajarov a la Libertad de Conciencia 2010, otorgado a mi persona, sólo lo acepto porque me siento cual una pequeña porción de esa rebeldía, que posee este pueblo al que con orgullo y honor pertenezco.

Muchas gracias, respetables eurodiputados por este gesto de no olvidar las calamidades que sufrimos y así acercar la luz de la libertad a mi Patria.

Quiera Dios, que pronto en Cuba se logre la reconciliación entre sus hijos y esta sea bendecida con la democracia.

Licenciado en Psicología

Guillermo Fariñas Hernández

Bibliotecario y periodista independiente, ex prisionero político en tres ocasiones.

domingo, 12 de diciembre de 2010


Mientras estamos a la espera del inminente lanzamiento (enero / febrero de 2011, según las librerías consultadas) de la nueva obra de Ana Cabrera Vivanco "Las Cien Voces del Diablo"; veamos otra reseña -a cargo de Marta Farreras- de su ya exitosa y reeditada novela:

Ana Cabrera Vivanco
Editorial Grijalbo
1ª edición, marzo de 2009
Género: Novela
ISBN: 978-84-253-4304-9
527 Páginas

LAS HORAS DEL ALMA segunda novela de Ana Cabrera Vivanco después de publicar una biografía de Dulce María Loynaz titulada "La voz del silencio".

"Las horas del alma" es una novela coral que trata con sensibilidad amores imposibles,que combina lo histórico con lo legendario, generación tras generación venganzas y disputas entre clanes familiares hasta llegar después de cien años a la generación de la Cuba actual donde a través de todos estos cien años van circulando los diferentes jefes de estado cubanos ( Ramón Grau San Martín 1881,Carlos Prío Socarrás 1903,Tomás Estrada Palma 1835 ,batista , castro).,sin detenerse en análisis psicológicos de estos personajes.
Una novela de amor,donde su estructura es el clásica, la de la saga considerado ya como un género, pero aun siendo tan evidente su planteamiento, es necesario ser muy brava para escribir una novela con estos personajes que se nos hacen entrañables a lo largo de la lectura, con su prosa seca, sin apenas figuras retóricas logra una lectura ágil con un lenguaje sin fronteras con unos personajes donde los nombres de sus protagonistas (Ángela, Dara, Vicente Falcón y Águeda Monteagudo, Jorge y Sabina, Isolda y Terencio) ponen el ALMA en el relato
Al comienzo de la novela, Ana Cabrera Vivanco nos incluye un árbol genealógico de las familias Flacon y Monteagudo y es así como nos agiliza sus entrecruces de las dos sagas
A través de la voz de Angela Falcón personaje inspirado ,en Dulce María Loynaz por su carácter, va contando en Las horas del alma la historia de estas dos familias --los Falcón y los Monteagudo--habitadas en el pueblo de Río Hondo. 'Un pueblo real, pues de allí son todos los ancestros cubanos por ambas partes de la autora , De allí era su abuelo, médico, historiador y miembro de honor de la Academia de Ciencias de Cuba, allí habían echado raíces y construido sus vidas y allí también perdieron todo, fincas, casas y negocios, cuando triunfó la revolución en 1959'. Dos familias que se asemejan a la propia: los Falcón, de clase alta, como su familia materna y los Monteagudo, de origen más modesto como la familia de su padre...así en Rio Hondo va recreando la historia de cuba marcadas por el golpe de estado de Castro.
Ambas familias se ven unidas cuando Águeda, la hija de Regino Monteagudo y Pelagia Sánchez se casa con Serafín, el hijo de Rogelio Falcón y Serafina Izquierdo. Aunque Águeda en el fondo está enamorada de Vícente Falcon, el hermano de Serafín, será la decisión de Pelagia la que se imponga sobre los sentimientos de su hija tampoco hay que olvidar uno de los personajes principales en toda saga , la criada Tomasa que ve cómo crecen estas cinco generaciones
Las horas del alma es un libro que ya forma parte de la literatura cubana del siglo XXI.junto con otros nombres cubanos ya consagrados como son Teresa Dovalpage, Amir Valle,Leonardo Padura y un cada vez mas un largo etc, juntos tienen como propósito fundamental darnos a conocer esta isla tan poco conocida y tan poco entendida
Me decía un catalán que ( Cuba és més fàcil viure-la que explicar-la".)y tiene mérito Ana Cabrera Vivanco al escribir este libro de mas de 500 páginas de amor ,dolor, desengaños ,donde en la ultima parte del libro nos indica el daño que han hecho a las diferentes generaciones familiares todos los procesos políticos vividos en la isla ,aun no siendo un libro político, ella con el dominio de la técnica narrativa nos dice que en Cuba cualquier cosa que se escriba en contra del sistema es reprimida , explica así mismo, que en Cuba se obligó a decenas de miles de jóvenes a ir a campos de trabajo forzado se llamaron "Unidades Militares de ayuda a la Producción" UMAP. con condiciones totalmente infrahumanas , condiciones que vivieron muchos amigos que pasaron por estos campos de la UMAP.
Ana Cabrera Vivanco admira la literatura del llamado Realismo Mágico latinoamericano pero comparándola con los grandes de este siglo ,me acercaría mas al admirado Alejo Carpentier con lo que èl denominó " real maravillo" pues la cultura de la superstición nos la describe con menos precisión que las memorias heredadas de sus antepasados y de la vida misma ,así como el modo de reaccionar de los regimenes dictatoriales de la època sin desprenderlo de su cultura y tradiciones

Ana Cabrera Vivanco ha puesto el ALMA en este libro , una novela que transmite, seduce hasta llegar a las últimas campanadas del reloj de la abuela Pelagia ,una novela muy placentera involucrando al lector con las vivencias cotidianas de los protagonistas.
Ana ,el descubrimento de ti y de la novela "las horas del alma " es una búsqueda de la libertad y esperanza y como anécdota final leí que escribiste el manuscrito con una pluma cargada de mercromina porque no tenias ni boligrafo.
Publicado por Marta Farreras

Ser culto es el único modo de ser libre.
Ser bueno es el único modo de ser dichoso.
J. Martí


Nuestros años verde olivo

Me complace volver a dar referencia de este interesantísimo libro, en ocasión de su reedición en 2010.
Es uno de los libros catalogados de >> MUY RECOMENDABLE << en mi Biblioteca cubana. Imprescidible para conocer los entresijos de esa cosa mal llamada "revolución cubana".
Ya saben... ¡¡pasen y lean!!


Written on 28 noviembre 2010 at 12:32 pm by Leiaa
Nuestros años verde olivo / Roberto Ampuero

Un joven chileno sale de su país en 1974 hacia Alemania Oriental huyendo de la dictadura de Pinochet y buscando refugio en el comunismo. Allí se enamora de Margarita, nada menos que la hija del comandante Ulises Cienfuegos, poderoso embajador de Fidel Castro en Moscú. Con su ayuda parten hacia Cuba, donde, a solo noventa millas de Estados Unidos, la Revolución había surgido de la voluntad de las masas. Desde ‘la isla de la Libertad’, y lejos de la sombra del régimen militar, esperaría a que su país natal recuperara su tranquila senda democrática. Pero rápidamente el socialismo cubano y la dictadura chilena adquieren para él angustiosas semejanzas. Huérfano de ideales políticos, y al tiempo que descubre que en Chile ya nada volvería a ser como había sido, varios de sus compañeros políticos y familiares se convierten poco a poco en peligrosos enemigos.

Nuestros años verde olivo es un contundente testimonio sobre el desencanto que reemplazó a los esperanzadores efectos de la Revolución Cubana en las juventudes de todo el mundo. Roberto Ampuero narra de manera conmovedora lo que vivió durante el tiempo en que se refugió en la isla de Fidel, por lo que el libro fue -y continúa siendo- censurado en Cuba. En últimas, es una novela sobre la decepción política de una generación de revolucionarios en una etapa culminante de la Guerra Fría, cuando la renuncia al compromiso político era traición, el examen crítico de los ideales era pasarse al lado del enemigo, y abandonar la utopía podía significar la muerte.

Roberto Ampuero

Editorial La Otra Orilla
Formato: 16 x 23,5
Encuadernación: Rústica con solapas
456 páginas
Precio aprox: 22 €
ISBN: 978-84-92451-99-9

El autor:

Roberto Ampuero nacido en Valparaíso (Chile), es un novelista con gran número de lectores. Ha publicado ya diez novelas, todas de gran éxito. Entre ellas destacan Pasiones griegas, elegida en China como la mejor novela escrita en español, 2006; Los amantes de Estocolmo, escogida Libro del año 2003 en Chile y, la ficción autobiográfica Nuestros años verde olivo publicada inicialmente en 2000 y que ahora aparece en una nueva edición revisada por el autor y con prólogo del nobel Mario Vargas Llosa). Ampuero es también es autor de una popular saga, la del investigador privado Cayetano Brulé, que ha convertido a su protagonista en un personaje legendario. De esta serie publicamos en 2009 una novela excepcional, que rompe el orden cronológico de la vida del detective: El caso Neruda. Ampuero es también autor de Cita en el azul profundo y Halcones en la noche. Sus obras se publican en todos los países de América Latina, en España, Alemania, Croacia, China, Francia, Italia, Grecia, Brasil y Portugal. Ha vivido en Chile, Cuba, Alemania del Este, Alemania Federal, Suecia y, desde el año 2000, en Estados Unidos, donde es académico de la Universidad de Iowa, institución en la que enseña escritura creativa y literatura latinoamericana.

Es un articulo de Leiaa
Ser culto es el único modo de ser libre.
Ser bueno es el único modo de ser dichoso.
J. Martí

jueves, 9 de diciembre de 2010


Dinero negro

Querid@s lectores/as, estudios@s de la Historia de Cuba:

En esta tan festiva semana en España, me he adelantado en el día de mi "busca y captura de libros cubanos", y aquí les muestro la referencia de este ejemplr que promente ser muy interesante.
¡¡Pasen y lean!!

Rafael Escolá Tarrida

Editorial Juventud

Es un placer comunicarles sobre el fallo del XIV PREMIO LITERARIO NOSTROMO. LA AVENTURA MARÍTIMA. 2010.

En esta ocasión el Premio se dedicó a D. Blas de Lezo y Olavarrieta (Pasajes, 1689 - Cartagena de Indias, 1741), insigne marino olvidado por la historia, que fue recordado por el Capitán de Navío, Luis Mollá.

La entrega del premio fue para la novela Dinero negro, de Rafael Escolà Tarrida, en un acto que se celebró en las Drassanes Reials del Museu Marítim de Barcelona, el jueves 7 de octubre, a las 19.30.


Una novela histórica, muy bien documentada, sobre dos familias catalanas que hicieron fortuna en Cuba, cuando la trata de esclavos ya estaba prohibida, y cómo este dinero negro financió grandes construcciones sociales en Barcelona.



La acción transcurre en el siglo XIX, con la era del vapor se inicia la era de la tecnología y terminan los días de los grandes veleros mercantes y los del transporte por tierra tirado por caballos. Finaliza también el tráfico de esclavos y más tarde la esclavitud de los negros africanos.
España está inmersa en una costosísima guerra, entre la regente Reina María Cristina y el pretendiente Carlos, su cuñado. Mendizábal, para financiarla, recauda dinero mediante la expropiación y venta de los bienes de la Iglesia. Mientras, los masones gobiernan con sus peculiares métodos.
En este mundo convulso, dos jóvenes, uno pobre y otro rico, salen al mundo, uno para hacerse un lugar y el otro para aumentar su riqueza. El joven de condición humilde tiene la fortuna de encontrar a un benefactor, un comerciante catalán que intenta aprovecharse de los últimos viajes de lo que fue un gran negocio, el tráfico de esclavos. El joven rico, terrateniente criollo, se da cuenta de que el futuro está en la tecnología y no en la fuerza física de sus esclavos, quienes sobreviven en Cuba con su cultura ancestral, lengua, magia y antiguas supersticiones africanas. Todos ellos se unen en un homenaje póstumo a un gran poeta cubano.
Finalmente, gran parte del dinero ganado gracias al trabajo y el sufrimiento de los esclavos negros revertirá en magníficas obras sociales en Barcelona.


Rafael Escolà Tarrida (Barcelona, 1943) ha sido Oficial de la Marina, informático y logístico. Dejó la Marina Mercante para poderse casar, aunque como informático y logístico siguió viajando y viviendo varios años en México, China, Estados Unidos, Suecia, Brasil y otros países. Fue Director General de una empresa de compras y logística del sector sanitario. Se jubiló pronto para poder navegar, escribir y programar con su hijo Bertrán.

Ser culto es el único modo de ser libre.
Ser bueno es el único modo de ser dichoso.
J. Martí

miércoles, 8 de diciembre de 2010

Nacimiento de Dulce María Loynaz -10 de diciembre-

Dulce María Loynaz


1902 10 de diciembre: nace en La Habana, primogénita del matrimonio formado por Enrique Loynaz del Castillo, general del Ejército Libertador y María de las Mercedes Muñoz Sañudo. Recibe el nombre de María Mercedes, pero siempre es conocida por Dulce María.

1904 5 de abril: nace su hermano Enrique.

1906 3 de agosto: nace su hermano Carlos Manuel.

1908 11 de octubre: nace su hermana Flor.

1919 16 de noviembre: aparecen en el periódico habanero La Nación sus primeros poemas publicados: «Invierno» y «Vesperal». Escribe los «Diez Sonetos a Cristo». Integra una pequeña orquesta familiar con sus hermanos en la que toca el piano.

1920 Viaja a los Estados Unidos de Norteamérica. El conocido crítico Emilio Bobadilla, Fray Candil, comenta un poema suyo en la sección «Palpitaciones Europeas», del periódico El Mundo.

1921 La revista de la Asociación Femenina de Camagüey, (año 1, n.º 4, del mes de abril) publica los Sonetos a Cristo, con el título de «El Poema de Cristo».

1926 Es incluida en La poesía moderna en Cuba (1882-1925) de Félix Lizaso y José Antonio Fernández de Castro.

1927 19 de enero: Recibe el título de Doctora en Derecho Civil por la Universidad de La Habana.

1928 Comienza a escribir su novela Jardín que concluiría siete años después, y tendrá su primera edición en 1951. José Manuel Carbonell la incluye en La poesía lírica en Cuba.

1929 Visita Turquía, Siria, Libia, Palestina y Egipto. Escribe su poema «Carta de Amor al Rey Tut- Ank-Amen», a raíz de una visita a Luxor y a la tumba del joven faraón.

1930 Durante la estancia de Federico García Lorca en La Habana, el poeta andaluz estrecha amistad con los hermanos Loynaz, de cuya casa es asiduo visitante.

1934 La poetisa española Carmen Conde le dedica el texto poético «Del lírico epistolario dormido. Carta a la poetisa cubana Dulce María Loynaz», que publica en España.

1935 Concluye su novela Jardín, que mantuvo inédita hasta 1951.

1937 16 de diciembre: contrae matrimonio con su primo Enrique de Quesada y Loynaz. La Revista Bimestre Cubana, publica, en su número de julio-octubre, su poema «Canto a la Mujer Estéril». Juan Ramón Jiménez la incluye en La poesía cubana en 1936.

1938 Se publica en La Habana la primera edición de Versos, 1920-1938. Publica en la revista Grafos la «Carta de Amor al Rey Tut-Ank-Amen». El 3 de noviembre ofrece un recital de sus poemas en el salón de actos de la Sociedad Pro Arte Musical, con palabras de presentación del Dr. Gonzalo Aróstegui. Aparece en edición independiente el «Canto a la mujer estéril».

1942 Juan Ramón Jiménez publica una semblanza sobre la poetisa, en la revista Sur, de Buenos Aires, que recogerá después en su libro Españoles de tres mundos.

1943 3 de noviembre: se dicta sentencia firme por la cual queda divorciada de su esposo Enrique de Quesada Loynaz.

1944 20 de mayo: el Colegio Nacional de Abogados le otorga la Orden González Lanuza, que se confiere a juristas distinguidos.

1946 Viaja por varios países suramericanos. Desde allí escribe crónicas, que se publican en el periódico habanero El País. Se encuentra en Montevideo con la poetisa uruguaya Juana de Ibarbourou, quien elogia sus poemas y los lee en un programa radial. El 8 de diciembre contrae matrimonio con el periodista canario Pablo Álvarez de Cañas. Adquiere su casa en El Vedado.

1947 Ofrece recitales poéticos en Canarias (donde se publica la segunda edición de Versos, 1920-1938), en el Ateneo de Madrid y el Paraninfo de la Universidad Central de esa ciudad. Publica en Madrid su libro Juegos de Agua. Versos del agua y del amor. El 10 de octubre el Estado cubano le otorga la Orden Nacional de Mérito Carlos Manuel de Céspedes, en el grado de Dama, condecoración en la que ascendería años más tarde al grado de Comendador. Recibe en la Embajada cubana en Madrid (noviembre) la Cruz de Alfonso X El Sabio, entregada por Don Pedro Rocamora y Valls, Director General de Propaganda, quien ostentaba en el acto la representación del Ministro de Educación Nacional. El acto tiene lugar en la sede diplomática debido a la tensión entre los gobiernos de Cuba y España por el voto de La Habana contrario a que España entrara en la ONU. Su obra es reseñada en la prensa por los más importantes intelectuales españoles: Gerardo Diego, Adriano del Valle, José García Nieto, Antonio Oliver Belmás, entre otros.

1948 Inicia la publicación de crónicas sociales en el periódico El País, en la sección denominada «El Succès de la Semana», donde aparecían con la firma de Pablo Álvarez de Cañas. La Universidad de La Habana, en acto celebrado en el Aula Magna, le ofrece un homenaje público. Ofrece recitales de sus poemas en el Ateneo de La Habana y en el Lyceum Lawn Tennis Club. La Asociación Internacional de Poesía, con sede en Roma, la nombra miembro de honor. Publica en España el poema en prosa «Las cuatro estaciones de San Martín de Loynaz».

1950 10 de agosto: pronuncia una conferencia sobre su poesía, en el Lyceum Lawn Tennis Club, para los alumnos del profesor Raymundo Lazo en la Escuela de Verano de la Universidad de La Habana. Es designada miembro de honor del Instituto de Cultura Hispánica. En la Academia de Artes y Letras presenta a un grupo de poetas españoles de visita en La Habana. Aparece en España la tercera edición de su libro Versos, 1920-1938. Publica en La Habana un alegato titulado «Las corridas de toros en Cuba», contra la instauración de este tipo de espectáculo en el país.

1951 Viaja por Europa. Se publica en Madrid su novela lírica Jardín. En Cuba es electa miembro de la Academia Nacional de Artes y Letras, ocasión en que da a conocer su ensayo «Poetisas de América». Visita las Islas Canarias, y allí ofrece varias conferencias, entre ellas una sobre Isabel La Católica en el Círculo de Bellas Artes de Canarias. En el mes de agosto recibe el título de Hija Adoptiva del Puerto de la Cruz, y un gran homenaje en el Gran Hotel Taoro, en Tenerife; realiza una lectura del texto «Nochebuena en La Paz» en la Escuela de Capacitación Social en Madrid, y en el mes de noviembre recibe un homenaje en esta propia escuela. En el Ateneo de La Laguna pronuncia su discurso «Mujer entre dos Islas». En Madrid es nombrada miembro del jurado de calificación de la Exposición Bienal Hispanoamericana de Arte. También en la capital española ofrece varias conferencias, entre ellas la titulada «El último rosario de la Reina», sobre Isabel la Católica.

1952 1 de diciembre: Invitada por el profesor español Federico de Onís, dicta una conferencia en la Universidad de Columbia (Estados Unidos), ocasión en que es presentada por el poeta Eugenio Florit. Continúa su intensa labor como conferencista: bajo el auspicio de la Sociedad de Artes y Letras Cubanas diserta sobre «El día de las Artes y las Letras». También en La Habana habla sobre Gertrudis Gómez de Avellaneda y el periodista español Rafael Marquina. Recibe la condecoración Mariana Grajales, resaltando la maternidad heroica como creadora de la nación.

1953 Publica en España «Carta de Amor [al rey] Tut-Ank-Amen» y Poemas sin Nombre. Asiste a la celebración del V Centenario del nacimiento de los Reyes Católicos, invitada por la Universidad de Salamanca. Como especial deferencia le ofrecen la cátedra de Fray Luis de León, donde diserta sobre el tema «Influencia de los poetas cubanos en el modernismo». Asiste como delegada al II Congreso de Poesía, que presidido por Azorín, se inauguró en Salamanca en julio. En el encuentro participaron ochocientos poetas de Europa y América. Es nombrada Vicepresidenta del Congreso, junto a figuras como Giuseppe Ungaretti y Gerardo Diego. En sustitución de Azorín preside varias sesiones del evento. Las escritoras españolas residentes en Madrid le rinden un homenaje con motivo del éxito alcanzado por la reciente edición de Poemas sin Nombre. Ofrece una lectura de sus poemas en la Tertulia Literaria Hispanoamericana, donde es presentada por la poetisa española Carmen Conde. La Real Academia Gallega celebra una sesión en su honor, en La Coruña. Encabeza una campaña pública con el fin de solicitar el nombre de Gertrudis Gómez de Avellaneda para el nuevo Teatro Nacional, recién construido en La Habana. En la Sociedad Liceo de Camagüey pronuncia una conferencia titulada «La Avellaneda, una cubana universal», que es editada este mismo año. Lee sus poemas en el Liceo de Matanzas, donde es presentada por el poeta Agustín Acosta. En el teatro Auditórium (hoy Amadeo Roldán) se estrena, por Iris Burguet «Dos lieder» del compositor Frieder Weisman, con el texto de sus poemas «Acto de fe» y «Mi tristeza es suave». Junto a la poetisa chilena Gabriela Mistral, se presenta en el Ateneo de La Habana en un recital poético. Publica poemas en la revista Orígenes. En el mes de octubre dona manto y luminarias para la Virgen de la Peña de Francia (Patrona del Puerto de la Cruz).

1954 Comienza a publicar las series de artículos titulados «Crónicas de ayer» y «Entre dos Primaveras», en los periódicos habaneros Excelsior y El País, los sábados y domingos, respectivamente. Publica un texto dedicado a Emilio Ballagas, con motivo del fallecimiento del poeta.

1955 Se publica en Madrid Obra Lírica, que reúne sus libros de poesía publicados hasta el momento. El Istituto Editoriale Cisalpino, de Milán, publica en idioma italiano su libro Poemas sin Nombre. La compositora Gisela Hernández crea el «lied» Diálogo, con texto del poema homónimo incluido en Versos, 1920-1938. Es nombrada Académico Correspondiente de la Real Academia de Bellas Artes de San Telmo, Málaga. El 21 de diciembre se le entrega el Diploma de Académico de Número, elegida el 14 de junio de 1954, por la Academia Nacional de Artes y Letras para ocupar el Sillón Rey de la Sección de Literatura, la primera y única mujer con esta categoría, en esta ocasión presenta una conferencia titulada «Ausencia y presencia de Julián del Casal», texto que se publica meses después.

1956 Aparece en la antología La mujer en América, Editorial Alonso, México, hecha por Julieta Carreras. Publica el artículo «Bertha», con motivo del fallecimiento de la periodista Berta Arocena, en Carteles, La Habana.

1957 Diserta sobre Gabriela Mistral, como parte del ciclo de conferencias organizados por el Lyceum de La Habana, con motivo del fallecimiento de la poetisa chilena. Su conferencia titulada «Gabriela y Lucila», se publicó este mismo año.

1958 Viaja a España. Publica en Madrid el libro Un verano en Tenerife, y su largo poema: «Últimos días de una casa». Dicta conferencias en La Habana, Madrid e Islas Canarias. Realiza lecturas de los capítulos: «El campesino canario», «Las tres primaveras del arcediano» y «El sepulcro vacío», en Círculo de Amistad XII de Enero, Patio de Armas de la Casa de Colón (Gran Canaria); y el Instituto de Cultura Hispánica, respectivamente. En el mes de agosto dicta la conferencia «Gabriela y Lucila», en el Museo Canario. Presenta en La Habana al profesor Federico de Onís, en reunión con intelectuales cubanos. Poemas sin Nombre es traducido al inglés por Harriet de Onís y al francés por Francis de Miomandre. Parte de su poema «Tiempo» es utilizado por Gisela Hernández en el «lied» Voy a medirme el amor. Participa en el homenaje a Juan Ramón Jiménez en el Ateneo de La Habana.

1959 Es electa miembro de número de la Academia Cubana de la Lengua. Realiza una lectura de sus poemas en la Sociedad Liceo de Matanzas, donde es presentada por el poeta Agustini Acosta. Por acuerdo de la municipalidad, una calle de Santa Cruz de Tenerife es designada con su nombre.

1960 Realiza un corto viaje a Estados Unidos.

1961 Deja de ejercer la abogacía. Su esposo Pablo Álvarez de Cañas viaja al extranjero donde permanece varios años.

1962 Su ensayo sobre Gabriela Mistral se incluye con el título de «Un recuerdo lírico» en las Poesías Completas de Gabriela Mistral, publicadas en Madrid.

1963 10 de febrero: fallece en La Habana su padre, el general del Ejército Libertador, Enrique Loynaz del Castillo. Diserta en el Ateneo de La Habana sobre Julián del Casal, con motivo de su centenario.

1966 29 de mayo: fallece en La Habana su hermano, el notable poeta Enrique Loynaz Muñoz.

1967 Es incluida por Carmen Conde en la antología Once grandes poetisas americohispanas, publicada en Madrid.

1968 Junto a Juan Marinello, José Z. Tallet, Regino Pedroso y otros significativos poetas cubanos, integra la presidencia del Festival de Poesía 68, celebrado por la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC). El 23 de julio asiste a la sede de la UNEAC, donde la institución rinde homenaje a un grupo de personalidades de la lírica cubana. Es electa miembro correspondiente de la Real Academia Española de la Lengua.

1969 Aparece antologada en Poesías de amor hispanoamericanas, La Habana, Ed. Instituto del Libro.

1970 30 de abril: La Real Academia Española atendiendo a los conocimientos lingüísticos y literarios la nombró como individuo suyo en la clase correspondiente hispanoamericana en Cuba, autorizado por el sello mayor de la Academia.

1972 Retorna a Cuba su esposo Pablo Álvarez de Cañas.

1974 3 de agosto: fallece en La Habana, su esposo, el periodista canario Pablo Álvarez de Cañas.

1977 18 de agosto: fallece su hermano Carlos Manuel, poeta y compositor de obra inédita.

1978 8 de enero: La Universidad de La Habana le entrega una medalla junto a otro grupo de intelectuales con motivo del doscientos cincuenta aniversario de la fundación de dicha institución. En la Academia Cubana de la Lengua redacta un Informe a solicitud del Rector de la Universidad de Los Andes, con motivo de un Congreso a celebrarse en Bogotá a favor de la preservación del idioma. En la propia Academia, el 23 de abril hace la presentación del acto con motivo del Milenio del Idioma Castellano.

1979 23 de abril: con motivo del Día del Idioma, pronuncia una conferencia en la Academia Cubana de la Lengua sobre la poetisa uruguaya Delmira Agustini.

1980 En la Academia Cubana de la Lengua lee un ensayo sobre Andrés Bello, con motivo del bicentenario del filólogo.

1981 20 de octubre: es condecorada con la distinción «por la Cultura Nacional», que otorga el Ministerio de Cultura de la República de Cuba.

1982 En la Academia Cubana de la Lengua, escribe una Memoria sobre el poeta Regino Pedroso, proponiéndolo como candidato al Premio Miguel de Cervantes. En la propia Academia pronuncia una conferencia sobre el escritor José de la Luz León.

1983 20 de octubre: Recibe la medalla Alejo Carpentier, otorgada por el Consejo de Estado y el Ministerio de Cultura de la República Cuba. Diserta sobre el poeta Julián del Casal en el Seminario San Carlos y San Ambrosio de La Habana. Pronuncia un discurso en la Academia Cubana de la Lengua, por el Día del Idioma.

1984 La Real Academia Española la nomina Candidata al Premio Miguel de Cervantes, que en esa ocasión lo obtiene el argentino Ernesto Sábato. Pronuncia en Pinar del Río unas palabras de agradecimiento al efectuarse el primer homenaje público que se rinde a su hermano Enrique Loynaz, en el Museo Provincial de Historia. Publica «Julián del Casal: poeta de la soledad y los enigmas» en la revista Revolución y Cultura; e «Imágenes en Raymundo Lazo», en el periódico Juventud Rebelde.

1985 Asiste a la presentación de sus Poesías Escogidas, ocasión en que lee varios poemas y dialoga con el público presente. El Archivo de la Palabra de la Casa de Las Américas graba en su voz una amplia selección poética. El 23 de abril pronuncia el Discurso de Recepción del escritor José Antonio Portuondo, como miembro de número de la Academia Cubana de la Lengua. Se publica por primera vez, en la Revista Revolución y Cultura su colección de poemas breves titulada Bestiarium, que escribiera en los años 20. Fallece en La Habana su hermana Flor, excelente poetisa.

1986 En la Casa de las Américas pronuncia una conferencia titulada «Delmira Agustini: el misterio en su vida y en su obra», con motivo del centenario de la poetisa uruguaya. En la Sala Rubén Martínez Villena, de la UNEAC, preside junto a Eliseo Diego, Pablo A. Fernández y Lisandro Otero, el acto por el cincuentenario del asesinato de Federico García Lorca, ocasión en que relata sus recuerdos del poeta granadino. En la Academia Cubana de la Lengua pronuncia el discurso conmemorativo por cumplirse sesenta años de la institución. Dice las palabras de resumen del acto celebrado en el Instituto de Literatura y Lingüística, con motivo del sesquicentenario del Diccionario de Esteban Pichardo.

1987 Es nominada, a propuesta de la Academia Cubana de la Lengua, como candidata al Premio Miguel de Cervantes, que recae en el mexicano Carlos Fuentes. La propuesta contó con la adhesión de la UNEAC. En la sala José Lezama Lima del Gran Teatro de La Habana, pronuncia una conferencia sobre su hermano Enrique, titulada «Enrique Loynaz: un poeta desconocido». Con motivo del aniversario del primer combate y la primera victoria militar que dirigiera su padre, el general Loynaz del Castillo, recibe en la Academia Cubana de la Lengua un busto del ilustre mambí, creado por el escultor Florencio Gelabert, ocasión en que habla sobre la obra de este artista. Asiste a la inauguración de la exposición biobibliográfica organizada por la Biblioteca Nacional José Martí, con motivo de cumplir la poetisa ochenta y cinco años de edad. Las palabras de presentación están a cargo del poeta Cintio Vitier. El primero de diciembre se le otorga el Premio Nacional de Literatura, galardón que recibe de manos del Ministro de Cultura, Dr. Armando Hart Dávalos, en acto público celebrado en el Palacio del Segundo Cabo, que contó con las palabras del profesor José Antonio Portuondo, presidente del jurado que confirió el premio. La Casa de Las Américas pone en circulación un disco de la serie «Palabras de esta América», con poemas grabados en la voz de la poetisa. La poetisa dona a Pinar del Río su biblioteca familiar, objetos de uso personal y una parte de las condecoraciones, con el objetivo de crear un museo, divulgar la obra de los hermanos Loynaz y promover los nuevos talentos de la literatura en Pinar del Río. 23 de abril: en la Academia Cubana de la Lengua, pronuncia una conferencia sobre Félix Varela, con motivo del bicentenario del natalicio del ilustre patricio. Diserta sobre Federico García Lorca en la Biblioteca Nacional José Martí.

1988 16 de marzo: Recibe un homenaje en la Casa de la Cultura de Plaza de la Revolución, ocasión en la que se le entrega un Diploma de Reconocimiento. Dicta una conferencia en la catedral de Pinar del Río por el Bicentenario del nacimiento del P. Félix Varela. El Ballet Nacional de Cuba lleva a escena una versión de su novela Jardín, con coreografía de Hilda Riveros y actuación de Alicia Alonso en el personaje de Bárbara. 20 de octubre: el Consejo de Estado de la República de Cuba le otorga la Orden Félix Varela de Primer Grado, máxima distinción cultural conferida en el país. En el mes de noviembre la UNEAC la proclama Miembro Emérito de la institución. Diserta sobre Gabriela Mistral en la sala Rubén Martínez Villena de la UNEAC, en ocasión del centenario de la poetisa chilena.

1989El discurso «Andrés Bello, misionero de la poesía hispanoamericana», aparece publicado en Valoración Múltiple. Andrés Bello, La Habana, Ed. Casa de Las Américas.

1990 La revista Cine Cubano publica sus palabras de agradecimiento por el documental «Una mujer que ya no existe», del realizador Vicente González Castro. Diserta sobre García Lorca en la Biblioteca Nacional José Martí. Le es otorgada la Orden Jovellanos por la Federación de Asociaciones Asturianas de Cuba. Durante la IV Feria Internacional del Libro, celebrada en La Habana, presenta al público Memorias de la guerra, del General Enrique Loynaz del Castillo. El 19 de febrero se inaugura, en Pinar del Río, el Centro de Promoción y Desarrollo de la Literatura Hnos. Loynaz, que tiene entre sus fines el estudio de la obra de los hermanos Loynaz y la promoción de los nuevos escritores. El 23 de noviembre recibe el Escudo Pinareño, máxima condecoración de la provincia. En el mes de noviembre ofrece la conferencia «Memorias de una casa: ámbito y época», en la sala José Lezama Lima del Gran Teatro de La Habana.

1991 25 de enero: integra la presidencia del acto inaugural del ciclo de conferencias «Las vanguardias artísticas españolas en América», auspiciado por la Embajada de España en Cuba, la Universidad de La Habana y la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC). Se publican en Cuba sus libros de poemas Bestiarium y Poemas náufragos, así como La hija del General, de Vicente González Castro. Publican en Madrid el poemario La novia de Lázaro. España le otorga el Premio de Periodismo «Doña Isabel La Católica” por su ensayo «El último rosario de la Reina», que apareció fraccionado en artículos del periódico ABC. 13 de diciembre: la Universidad de La Habana le confiere el título de Doctora Honoris Causa en Letras. Se realiza un Forum sobre Jardín en el Instituto de Literatura y Lingüística de La Habana. Es nominada al Premio Príncipe de Asturias. La Federación de Sociedades Asturianas de Cuba le otorga la categoría de miembro de honor. Se publica Valoración Múltiple. Dulce María Loynaz, por Ediciones Casa de Las Américas y la Editorial Letras Cubanas, compilación y prólogo de Pedro Simón.

1992 5 de noviembre: es merecedora del Premio Miguel de Cervantes. El gobierno de Ciudad de La Habana le otorga La Giraldilla, el 12 de noviembre, distinción que se concede a personalidades ilustres. La Federación de Mujeres del Caribe, presidida por Joseline Clemencia, organizadora del III Congreso de Escritoras del Caribe, en Curazao, le entrega una estatua, considerándola dentro de las escritoras más importantes del siglo XX. En diciembre se le otorga el Premio Nacional de la Crítica por su libro Poemas náufragos.

1993 Viaja a España a recibir de manos del Rey Juan Carlos I el Premio Miguel de Cervantes. Le otorgan, además, la Orden Isabel La Católica y el Premio Federico García Lorca. Ediciones Torremozas S.L., Madrid, publica Últimos días de una casa. En enero, la ciudad de Matanzas le hizo un homenaje en el que le entregó el primer ejemplar de su libro Últimos días de una casa, edición artesanal realizada por Ediciones Vigía y la placa Hijo Distinguido de Matanzas. El Buró Nacional de la Unión de Jóvenes Comunistas y la Editora Abril, le otorgan el Premio Abril. La Universidad Complutense Alcalá de Henares (Madrid), publica Poemas Escogidos, y la Editorial Letras Cubanas reedita su novela Jardín y publica Poesía Completa. Ediciones Loynaz publicó Confesiones de Dulce María Loynaz, Canto a la mujer y Finas Redes. Del 5 al 10 de diciembre se realiza el I Encuentro Iberoamericano sobre su vida y obra, en Pinar del Río; se presentan Jardín, Poesía Completa, Confesiones de Dulce María Loynaz, Canto a la mujer y Finas Redes. Ediciones Universidad de Salamanca publica Ensayos literarios. El 16 de diciembre, la ciudad de Santiago de Cuba le otorga la Placa de Reconocimiento José María Heredia. A finales de diciembre visita el Centro de Promoción y Desarrollo de la Literatura Hnos. Loynaz, ocasión en la que realiza un conversatorio con escritores e intelectuales pinareños.

1994 Es homenajeada en la VI Feria Internacional del Libro de La Habana. Se filma el documental ¿Por qué Pinar del Río?, dirigido por Juan Carlos Martínez Malo. Dona a Pinar del Río la réplica del Premio Cervantes. Ediciones Loynaz publica la primera edición de Fe de vida. La Editorial Letras Cubanas publica Un verano en Tenerife. Ediciones Loynaz y la Editorial Gente Nueva publican Cartas a Julio Orlando. El 26 de marzo, la Gran Logia de A. L. y A. M. Constituyente de la Confederación Masónica Interamericana y la Alta Cámara Masónica, le otorgan Diploma y dos Medallas de Reconocimiento, como testimonio de admiración y respeto por la extraordinaria labor literaria y cultural. En el mes de octubre la Federación Estudiantil Universitaria (FEU), y la Unión de Jóvenes Comunistas (UJC) le entregan Diplomas de Reconocimiento por su destacado aporte a la cultura nacional. En el propio mes, el Consejo Ecuménico de Cuba le otorgó la Distinción por la Cultura Cubana y el Compromiso Cristiano, junto a otro grupo de intelectuales. En Valladolid, se reúnen los miembros de la Real Academia Española, para firmar un documento en defensa de la lengua castellana, en el que se incluye la firma de Dulce María Loynaz y el resto de los Premios Cervantes vivos. Se publica en París La niña pródiga (poesía de Dulce María Loynaz), edición bilingüe francés-español.

1995 Recibe un homenaje en La Casa de las Américas. Se despide oficialmente de la Academia Cubana de la Lengua, de la que es nombrada Presidenta Honoraria y Perpetua. En el Teatro García Lorca se le rinde homenaje y sube a escena a cantar con los artistas «Damisela Encantadora» de Ernesto Lecuona. Se realiza, en Pinar del Río, el II Encuentro Iberoamericano sobre su vida y obra, en el que se presentan Fe de vida y Un verano en Tenerife. Recibe dos Placas de Reconocimiento de la Villa y Puerto de Tazacorte, Santa Cruz de Tenerife. El 24 de febrero se entregó por primera vez un Diploma de Reconocimiento como descendiente de General del Ejército Mambí, a 28 compañeros en el Museo de la Revolución, entre ellos, a dos hijas como descendientes directas: la hija del general Moliné y la hija del general Enrique Loynaz del Castillo, Dulce María Loynaz. El 8 de diciembre, la sección de literatura infantil de la Asociación de Escritores de la UNEAC, le entrega el Diploma Acreditativo del Premio «La Rosa Blanca», con la rosa simbólica en metal del premio.

1996 La Embajada de Chile le otorga la medalla «Gabriela Mistral». La Universidad Pedagógica de Pinar del Río le confiere el título de Profesora de Mérito. La Unión Árabe de Cuba, en el XV aniversario de su fundación, le condecora por su «Carta de Amor a Tut-Ank-Amen». Muere Peggy Echevarría que vivió bajo su amparo durante 30 años. Recibe un homenaje en el Memorial José Martí. El 29 de junio, recibe la Distinción Fray Luis de León, con una placa y Diploma Acreditativo. La Federación de Mujeres Cubanas le entrega la Medalla 23 de agosto. El 11 de noviembre se le entrega un Diploma de Reconocimiento como Miembro de Honor del Centro Cultural Cinematográfico Yara. Se realiza el Coloquio sobre Jardín en el Instituto de Literatura y Lingüística. Es declarada Hija Adoptiva de Camagüey, recibe además la Réplica del Escudo de la provincia y el Diploma de Reconocimiento Espejo de Paciencia. Ediciones Extramuros publica Dulce María Loynaz. Cartas a Chacón. Cartas a Ballagas (Presentación y notas de Virgilio López Lemus) presentado en el Instituto de Literatura y Lingüística en el mes de diciembre, con la presencia de la poetisa.

1997 En el mes de marzo su estado de salud es muy delicado. El 15 de abril, el Centro Cultural de la Embajada de España, le rinde homenaje, en el cuarenta y cinco aniversario de la publicación de su novela Jardín, última presentación en público de la poetisa. En la madrugada del 27 de abril fallece en su residencia del Vedado. El sepelio tiene lugar en la mañana siguiente; despidieron el duelo Roberto Fernández Retamar, Salvador Bueno y Aldo Martínez Malo. En el mes de diciembre se realiza el III Encuentro Iberoamericano sobre la vida y obra de la poetisa, en Pinar del Río, auspiciado por el Centro de Promoción y Desarrollo de la Literatura Hnos. Loynaz, en el que se presentan Cartas que no se extraviaron y Melancolía de otoño, publicados por Ediciones Loynaz y Silencio y destino, de Alberto Garrandés (ensayo sobre Jardín). En este propio mes, recibió, post-morten, Diploma de Reconocimiento por el cuarenta aniversario de Un verano en Tenerife.

1998 El Ayuntamiento del Puerto de la Cruz edita los libros Juegos de agua y El Puerto de la Cruz y Dulce María Loynaz (tres capítulos de Un verano en Tenerife). Se realiza en La Habana el I Coloquio En el Jardín... sobre la vida y obra de Dulce María Loynaz. La Asociación Canaria Leonor Pérez Cabrera, el Gobierno de Canarias, el Ayuntamiento del Puerto de la Cruz, Ayuntamiento de Tijarofe y la Asociación Cultural Palmera Isla Bonita, entregaron post-morten, el título de Socia de Honor.

1999 En el mes de mayo se presenta en el Centro de Promoción y Desarrollo de la Literatura Hnos. Loynaz, el CD Eternidad, selección de poemas de Dulce María Loynaz, musicalizados por Amaury Pérez Vidal.

2000 La Editorial Letras Cubanas reedita Fe de vida. En Pinar del Río se realiza entre el 27 y el 30 de abril el IV Encuentro Iberoamericano sobre la vida y obra de Dulce María Loynaz, en el que se presentan los libros Carta de Egipto y La palabra en el aire, de Ediciones Loynaz. La Editorial Ciencias Sociales publica La voz del silencio (biografía de Dulce María Loynaz escrita por Ana Cabrera). Se publica en Canarias el libro Dulce María Loynaz, estudios de una cubana universal, de Virgilio López Lemus, y en Cuba La mirada entre los barrotes, de Juan Ramón de la Portilla, ensayo sobre su prosa. Ediciones Loynaz publica Poemas sin nombre. Se realiza en La Habana el III Coloquio En el Jardín...

2001 Ediciones Extramuros publica El áspero sendero (poesía escrita por Dulce María Loynaz en su adolescencia) compilado por Roberto Carlos Hernández. En ocasión de la Feria del libro se presenta en Pinar del Río Amor sin alas, sobre la vida y obra de Dulce María Loynaz, escrito por Aldo Martínez Malo. En el mes de mayo, el Instituto Cervantes entrega una estatuilla a los autores galardonados con el Premio Cervantes, con motivo de los veinticinco años de existencia del importante galardón, el Centro Hnos. Loynaz recibe la correspondiente a Dulce María Loynaz. En junio se inaugura la Biblioteca de autor Dulce María Loynaz, en la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes, de la Universidad de Alicante (España). El Centro de Investigación y Desarrollo de la Cultura Cubana Juan Marinello publica Dulce María Loynaz, la agonía de un mito, de Ileana Álvarez y Francis Sánchez. El 10 de diciembre se constituye, en el Aula Magna de la Universidad de La Habana, la Comisión Nacional por el centenario de Dulce María Loynaz.

2002 El Ayuntamiento del Puerto de la Cruz y la Delegación de Turismo y Relaciones Institucionales realizan la edición fácsimil de Un verano en Tenerife, 1958, presentada en la XI Feria Internacional del Libro de La Habana, donde también tuvo lugar un homenaje a Dulce María Loynaz en el año de su centenario.

Ser culto es el único modo de ser libre.
Ser bueno es el único modo de ser dichoso.
J. Martí