miércoles, 1 de marzo de 2017

En Blanco y Trocadero







   Querid @s lectores/as:  Esta semana, y gran parte de la semana que viene, estaré inmerso en el estudio de algunos de 'esos libros de historia de Cuba que tanto me gustan'. Pero en medio me viene bien una novela ligera, breve pero muy bien escrita, como la presente.  Una muestra de que la buena genética es hereditaria, se puede constatar a través de la diversa obra de los hermanos Abreu.  En este caso, de la mano de Nicolás, les animo a que disfruten de su lectura. Ya saben como...  ¡¡pasen y lean!! 

EN BLANCO Y TROCADERO
Nicolás Abreu Felippe

Neo Club Ediciones
Miami, 2015
www.neoclubpress.com
Library of Congress Control Number:
2015916093
116 páginas.


-De la contracubierta del libro-

En La Habana de los 70 había, al menos, un par de novelas míticas. Todo el mundo en los círculos intelectuales había oído hablar de ellas pero pocos las habían leído. Una era La vida secreta de Truca Pérez de Daniel Fernández y la otra La Perlana de Nicolás Abreu Felippe. La Perlana contaba los desplantes de un ser entre la infancia y la adolescencia que, cándido y furioso, iba observándolo todo y manifestando su forma de estar vivo en cada capítulo… que invitaba a leer: ¿Qué quieres, que te lea un capítulo de La Perlana

Irreverente, sarcástica, divertidísima, formó parte de las lecturas clandestinas del Parque Lenin. Reinaldo Arenas, uno de los contertulios, retoma las aventuras del personaje y, a su manera, las parodia y celebra en su novela El color del verano.

La Perlana, El Sisí y En Blanco y Trocadero conformaban un legendario tríptico. Los años 70 fueron años muy difíciles, marcados por una feroz represión. Los sueños de juventud, de creatividad, se fueron a bolina. La mayor parte de todo lo que se escribió en esa época se perdió. Lo que Nicolás pudo recuperar de La Perlana lo insertó magistralmente en su novela La mujer sin tetas. De El Sisí no quedó ni una coma. Pero En Blanco y Trocadero, milagrosamente, se salvó completa. O casi. Aquí está, ahora, más de cuatro décadas después, tan fresca como entonces, para disfrute de los lectores.
__________________________________________

Ser bueno es el único modo de ser dichoso.
Ser culto es el único modo de ser libre.

       José Martí
___________________________________________
___________________________________________